Para leer una selección asequible de La Divina Comedia , es recomendable la que edita Cátedra Base: (Ed.y traducción de Luis Martínez de Merlo, ISBN: 978-84-376-2359-7
PORTADA_DIVINA_COMEDIA.jpg


















La Divina Comedia se divide en tres partes:
EL INFIERNO:
EL PURGATORIO:
EL PARAÍSO:
DANTE ALIGHIERI


El más grande poeta de la edad media, nació en Florencia, Italia (1265).

Perteneció a una familia ilustre. Recibió una instrucción sólida y universal, como lo prueban sus obras, propias de un extraordinario talento, y profunda versación en las ciencias como en las letras.Niño aun quedo huérfano. Como político y soldado tomo parte activa en las luchas de Güelfos y Gibelinos, perteneciendo el, por tradición familiar, a los Güelfos. Dante llego a ser Prior de su ciudad, un alto cargo publico. Complicado en serios disturbios fue prescrito y condenado a muerte. Soportando mil peripecias viajo por diversas ciudades de Italia.
En 1321 murió en Ravena, en el palacio de un noble, su amigo y protector.
Refierese de que cuando dante era un joven, conoció en un jardín de parque en Florencia a Beatriz Portinari, una hermosa niña. La imagen de Beatriz grabóse profundamente y para siempre en el corazón y en el recuero del peta.
A los cuatro años de su matrimonio con Simón de Bardi, murió Beatriz (1291).
Idealizóla Dante, convirtiéndola en una personificación del amor y de la belleza. En 1295 contrajo enlace con Gemma Donati, en la que tuvo cuatro hijos: Pedro, Jacobo, Antonia y Beatriz. Pedro escribió un comentario de la Divina Comedia y Antonia se hizo religiosa.

Lea Tambien



DIVINA COMEDIA


Este poema consta de tres partes, desde las torturas del Infierno al Purgatorio y a las cumbres del Paraíso. La marcha de Dante por el más allá empieza la noche del 7 de abril de 1300, cuando el poeta tenía treinta y cinco años, edad que considera “la mitad del camino de nuestra vida”: Virgilio, símbolo de la cultura antigua, en la que se había nutrido Dante Alighieri, y Beatriz, símbolo de la Revelación cristiana, guían sucesivamente al poeta en su misterioso viaje. Es una sublime suma poética del saber medieval y un maravilloso crisol de elementos teológicos, científicos y líricos. La Divina Comedia es la obra cumbre de toda la Edad Media y una de las creaciones de la poesía universal.

TEMA
El tema central de la obra es una visita al mundo del más allá acompañado por Virgilio, su guía y maestro en los Infiernos y en la poesía pues, según Dante, a él debe "la gloria del lenguaje"
ARGUMENTO
Dante (el alma de la Humanidad) se extravía en su camino y se ve acosado por toda clase de terribles fieras, que son los pecados. Virgilio, el pagano bueno, símbolo de la razón, viene a su ayuda para guiarle y hacerle ver en el infierno a los hombres que han caído y fracasado en su viaje.
El Infierno. Perdido en esa selva enmarañada, la gracia divina le envía un guía, que es el poeta pagano Virgilio. Pasan el Aqueronte en el infierno de la Humanidad fracasada, colocada en series de nueve círculos concéntricos en forma de embudo. En la parte inferior esta Lucifer.
Dante va presionado por sus mismas luchas y no es raro que cite personas que intervinieron en la vida política de su tiempo. Parece normal que nos hallemos a Judas, el traidor por antonomansia; pero nos sorprende ver a Bruto y Casio, e incluso Papas, que fueron arrastrados por las ambiciones de lo temporal.
El Purgatorio. Por la puerta de San Pedro ascienden a un monte donde se purifica el alma. Allí sitúa el Purgatorio, en un isla. A la cima se sube por nueve gradas de purificación. Es la purificación por la esperanza y el deseo. Van viéndose distintos personajes antiguos y modernos. A la puerta se halla Catón de Utica. No deja de sorprender el ver a este moralizador de la paganía en el antipurgatorio.

El Cielo.
Llegan al Paraíso. Virgilio el pagano, la sola razón, no puede penetrar. Aquí sale Beatriz, purificada en el Amor, símbolo de la Cenia Divina, la Teología, y sirve a Dante de guia en esta incursión mística. Aparecen los nueve círculos en ascensión, hasta el vértice que preside el Eterno. Al acercarse al trono del Señor, atravesando las jerarquías de perfección de los santos y ángeles, en una de ellas se queda Beatriz, y San Bernardo consigue que el poeta vislumbre la luz eterna.